domingo, 20 de abril de 2008

¿Cómo puede "lo audiovisual" ayudar a la sociedad?

Muchas veces y desde hace mucho tiempo, le he dado vueltas a esta pregunta. Sobre todo, en relación a la aportación que nuestra profesión podría tener para ayudar a levantar sociedades y comunidades desfavorecidas. En concreto, siempre he admirado enormemente a personas de profesiones como la medicina, la enfermería, la arquitectura, educación... que dejan sus acomodadas vidas cotidianas para ofrecer lo que ellos saben hacer en ayudas humanitarias fuera y dentro de sus fronteras. Cuando estaba estudiando la carrera, he tenido varias veces la ilusión por poder participar en algún proyecto de ayuda al desarrollo aportando algo desde mi profesión. Pero entonces, cuando me hacía la anterior cuestión que da título al post, pensaba que nosotros nunca podríamos ser como los médicos, los enfermeros o los arquitectos ya que ¿que aportación real podrían dar las profesiones relacionadas directamente con la comunicación fuera de lo meramente anecdótico? ¡Qué equivocada estaba!

No hay más que recordar la estupenda labor que está realizando la Universidad Diakonia de Finlandia en Palestina ayudando a educar en los medios tanto a alumnos como profesionales de Belén, y que ya hemos contado en este blog, a la que añado ahora la interesante actividad en la que está involucrada una compañera de mi universidad, en la realización de un proyecto audiovisual sobre las mujeres de la cárcel alicantina de Villena. Su labor es poner rostros a realidades que en la mayoría de las ocasiones están ocultas para la opinión pública. Pone de manifiesto cómo nuestra profesión tiene la capacidad de descubrir, de mostrar rostros y ponerlos en primer término para que no queden en el olvido. Porque cada vez estoy más convencida de que enseñar esas caras, esas historias, es dignificarlas. De ahí la importancia del enfoque que el profesional de la comunicación quiera darle. Porque no es solamente su gusto por la estética lo que va a conseguir que ese producto puede ser útil a la sociedad, si no que sobre todo su gran calidez humana y sensibilidad. Ya que, como decía Oliverio Toscani en un reportaje que escuchaba hace poco sobre la fotografía y que es extrapolable a cualquier expresión audiovisual, cuando un profesional toca la cruda realidad no la banaliza, si no que la convierte en Arte.

2 comentarios:

Laura Cortés dijo...

Tenemos una oportunidad muy interesante de participar desde "lo Audiovisual", en la mejora social con el proyecto que nos han propuesto nuestros "partners" finlandeses. Sabemos que existe un porcentaje de peligrosidad, que estaríamos lejos de casa, sin embargo nuestra formación nos impide escapar de este tipo de iniciativas. ¡No lo dejemos escapar!

Mar Grandío dijo...

Sí, tienes razón, no tendríamos que dejarla pasar!! Es una buena oportunidad de unir nuestra profesión con nuestras inquietudes personales y humanas. Ya hablamos...